Bienvenid@ a Tienda Juegos de Mesa

¡Si, Señor Oscuro!

Más imágenes

¡Si, Señor Oscuro!
19,95 €
gastos de envío baratos económicos juego de mesa

Disponibilidad: Agotado

El juego de mesa Si, Señor Oscuro es un party game narrativo de fantasía y humor, mucho humor. En el juego, los jugadores encarnan unos lacayos que vuelven de una misión fracasada e intentan excusarse frente a Rigor Mortis culpando al resto de compañeros del fracaso de la misión.
Description

Detalles

¡Miente! ¡Échale la culpa a los demás! ¡Sálvate de la Ira del Genio del Mal!

Tus amigos y tú habéis vuelto una vez más a la temida Torre de la Hechicería Oscura, después de fracasar por enésima vez en vuestra misión. A su Excelencia no le va a hacer gracia, y os va a preguntar por las razones de vuestro fracaso. El simple hecho de pensar en el interrogatorio te deja sin respiración. El pánico se adueña de ti. ¿Qué puedes hacer para salvar tu sucio pellejo? ¿Podrías decirle que el culpable no eres tú, sino uno de tus ineptos compañeros? ¡Claro que sí! ¡Ésa es la solución! Sólo hay un pequeño problema: probablemente, ellos habrán pensado exactamente lo mismo.

¡Sí, Señor Oscuro! es un juego de meas desenfadado de trasfondo fantástico y tono humorístico. Para jugar, sólo necesitas algo de capacidad de improvisación, y algunos amigos dispuestos a pasar un buen rato. El juego es simple de aprender y fácil de jugar. Los malvados y arteros Lacayos de Rigor Mortis, el único y verdadero Genio del Mal, vuelven de su última misión fracasada y tienen que justificarse frente a su Amo, inventando historias e improbables excusas, y echándole la culpa al resto de desafortunados sirvientes.

Un party game narrativo de fantasía y con mucho, mucho humor. Uno de los jugadores toma el papel de Rigor Mortis y el resto de jugadores encarnan a los pobres y desgraciados lacayos que acaban de fracasar en la misión que se les ha encomendado. A partir de aquí, por turnos lo jugadores deberán improvisar e inventar excusas que justifiquen su fracaso, pero sobretodo, que impliquen la culpa de otro de los jugadores. Mientras el jugador que encarna al Señor Oscuro escuchará estas excusas e increpará a los lacayos hasta que crea que alguno de ellos le engaña, titubea demasiado o simplemente no cree la historia que les está contando. En ese momento le hará una mirada fulminante. Cuando un jugador alcanza tres miradas fulminantes pierde la partida, acabando el juego. En resumen, el juego se basa en culpar, inventar y culpar, culpar, culpar y culpar hasta que se te agarrote el dedo.

Para construir las historias se deben usar cartas llamadas excusas. Estas cartas tienen imágenes y las excusas y explicaciones que den los lacayos deben contener los elementos de las imágenes jugadas. También hay cartas especiales que permiten pasar el marrón a otro jugador o interrumpir a otro jugador mientras está dado las explicaciones al Señor Oscuro.

A continuación podéis leer un ejemplo de una fracción de partida:

-Rigor Mortis: Bien, mis suntuosos sirvientes, ¿me habéis traído la capa del mago gris, tal como os pedí?
-Shalma-Ne: ¡La c-c-c-capa! Por supuesto, mi Señor... Íbamos de camino hacia la torre del mago, pero cuando estábamos cruzando el bosque, este goblin inútil nos hizo perdernos...
-Rigor Mortis: ¡Ah! ¿Es eso cierto, Nya-Khebo?
-Nya-Khebo: ¡Pero mi Señor, no fue culpa mía! Estaba siguiendo el camino correcto, cuando una terrible tormenta nos cogió por sorpresa, y Simur-Hadd nos aconsejó que tomásemos un desvío para resguardarnos en una mina...
-Rigor Mortis: Nos asusta la lluvia, ¿eh?
-Simur-Hadd: Bueno, sí, desgraciadamente eso es cierto... Pero no quería...
-Rigor Mortis: ¡Simur-Hadd! ¡Por enésima vez, has hecho fracasar una importantísima misión! ¡Y por enésima vez, serás severamente castigado! Quédate donde estás...

Información adicional

Información adicional

Fabricante Edge Entertainment
Idioma Español
Colección No
Edad mínima 8
Número de jugadores 4-16
Duración 30
Opiniones

También le pueden interesar estos productos

Etiquetas

Use espacios para separar etiquetas. Use la comilla simple (') para delimitar frases.