Envíos gratuitos desde 60€ más informaciónEnvios urgentes gratuitos.png

Infinity Haramaki Zensenbutai (Missile Launcher)

Infinity Haramaki Zensenbutai (Missile Launcher)
Miniatura Haramaki Zensenbutai (Missile Launcher) de la facción Yu Jing para el juego Infinity
Categorías: Miniaturas, Infinity, Yu Jing

Regular Price: 11,95 €

Special Price 8,37 €

Availability: En Stock

Descripción

El Zensenbutai es el regimiento japonés de primera línea de frente, especializado en combate cerrado. Los Haramaki son guerreros samurái con armadura servopotenciada, intrépidas tropas de choque que forman la punta de lanza de las ofensivas Yu Jing en las zonas más peligrosas del frente, allí donde el combate es más duro. Generalmente, los miembros del Zensenbutai suelen pertenecer a la clase obrera, y proceden de oscuros y casi desconocidos maestros, o de dojos de provincias, con poco o ningún prestigio.

Para promocionar estos regimientos y atraer voluntarios a sus filas, el Ejército Sectorial Japonés de Yu Jing recuperó los Gekken Kogyo, o “luchas severas”, un deporte-espectáculo de combate, exclusivo de la red Maya de Yu Jing, en la línea de Aristeia! pero en el que sólo participaban miembros de los Zensenbutai. El éxito de estas demostraciones marciales es tal que se ha organizado un torneo anual en el que concurren numerosos Haramaki tratando de obtener el máximo reconocimiento. No obstante, a pesar de la repercusión mediática y de público, o tal vez a causa de ella, los Bushi más conservadores y reaccionarios ven estos torneos con disgusto, juzgándolos sensacionalistas y vulgares, como, según ellos, todo lo que rodea a los Haramaki.

En cierta ocasión, un prestigioso maestro samurái de alto linaje definió a los Haramaki como “unos jovenzuelos ávidos de gloria y reconocimiento que siguen el camino del samurái por motivos equivocados”. Desde luego, es innegable que a los bulliciosos Haramaki les encanta alardear de sus habilidades marciales, presumir de sus hazañas, lucir armadura y hacer valer sus privilegios. También es indiscutible que, en carácter y comportamiento, son la antítesis de los sobrios Domaru. Por lo general, los Bushi aristocráticos y de carrera consideran a los Haramaki samuráis de baja estofa. Sin embargo, a pesar de la mala reputación que les pueda achacar la aristocracia militar, los Haramaki son auténticos guerreros y mantienen su punto de orgullo y nobleza samurái. Su lealtad, arrojo y valor en la batalla son incontestables, nunca rechazan un desafío y desdeñan las armas de repetición, confiando en sus habilidades Zen para guiar el disparo con la mayor puntería. Ellos no necesitan disparar una ráfaga, sólo precisan efectuar “el” disparo, ese único disparo certero que les permita acercarse lo suficiente para desatar el caos en combate cuerpo a cuerpo.